Vertigo-Tratamiento-vppb-vertigo-postura

mareo cervical

El vértigo se define como  la ilusión del movimiento (rotación, inclinación o desplazamiento lineal) y puede ser de dos tipos. Puesto que su origen está en el oído o el sistema nervioso central, no tiene tratamiento desde la fisioterapia de clínica diaria, aunque puede mejorarse dentro de un tratamiento de fisioterapia neurológica a largo plazo.

  • Vértigo Periférico: Su causa principal suele ser un problema en el oído, por eso también se asocia a zumbidos o pitidos (acúfenos). Es el más frecuente, que también se origina por lesiones directas en la cabeza o la toma de determinados medicamentos.

  • Vértigo Central: Es menos frecuente y se produce cuando la causa  está en el sistema nervioso central (el cerebro o la médula). Lo desencadenan la migraña, la existencia de tumores o enfermedades como la esclerosis múltiple. Si no se ataca la causa que los produce, se pueden experimentar episodios varias veces al día o durante días seguidos, lo que afecta sobremanera la calidad de vida de quien los padece.

El mareo, es la sensación de que se nubla la vista y aparece una debilidad generalizada que puede acabar en un desmayo (muy común en embarazadas y signo de aprensividad). El mareo suele relacionarse con una alteración puntual de la circulación sanguínea, pero aparece también en cuadros de alteración cervical, provocado sobre todo por la contracción continuada de músculos concretos que se insertan en la parte inferior del cráneo.

En este caso, la fisioterapia debe ser la primera opción terapéutica, ya que el malestar desaparece en pocas sesiones y el paciente aprende a reconocer los signos que llevan a un nuevo episodio, pudiendo evitarlo.