• Paula Salinas

Información básica sobre el esguince de tobillo

Actualizado: 21 de ago de 2018

El esguince de tobillo es una de las lesiones del aparato locomotor (músculos y huesos) más frecuentes en los servicios de urgencias y puede producirse en casi cualquier deporte, independientemente del nivel. 

En esta entrada hago un repaso lo más breve y conciso posible, para que entiendas qué es un esguince y cuál es el sentido del tratamiento de urgencia que más adelante te presentaré. La articulación del tobillo se puede dividir en realidad en tres articulaciones:

  • La que forman la tibia y el peroné en su parte inferior (cerca de la rodilla también forman otra).

  • La que forman la tibia y el primer hueso del pie (astrágalo).

  • La que forman el peroné y el astrágalo.

Estas tres articulaciones se mantienen estables gracias a la acción de varios ligamentos, que son bandas de tejido cuya acción es justo esa, unir los huesos entre ellos. Los ligamentos se nombran según los huesos que unen.



En la foto de la izquierda puedes ver el tobillo derecho desde el frente. La parte de arriba coloreada en verde clarito es la membrana que existe entre los dos huesos, la tibia (que está en la parte interna de la pierna) y el peroné (en la parte externa). Si paras un momento y miras tu tobillo, puedes ver que los dos huesos que sobresalen, uno a cada lado, corresponden con el final de estos dos huesos.


En la imagen, la parte inferior de la tibia, sale separada del astrágalo (primer hueso del pie) y este separado del siguiente hueso. Las partes que salen coloreadas entre azul claro y gris (según la paleta de color de cada uno) no son más que las superficies de los huesos. Si los huesos saliesen totalmente pegados unos a otros, esas partes no se verían. Las otras dos imágenes no las incluyen y se ven un poco más claras. Los ligamentos, como habrás deducido a estas alturas, son las bandas que he puesto de colores más chillones. Los colores y los números se repiten en las tres imágenes para que sea más sencillo.

Vale, vamos allá:


Los ligamentos 1 y 2 son los que unen el peroné y la tibia en su parte anterior. En la última foto están el 7 y el 8, que hacen la misma acción en la parte posterior.


El ligamento 6, que sale en la primera y en la tercera imagen, es el ligamento lateral interno o colateral medial, según el autor. Tampoco te importa mucho el nombre, lateral o colateral indica que estabiliza la articulación por el lado, y en anatomía interno y medial significan lo mismo. Une la tibia y el astrágalo.



Los ligamentos 3, 4 y 5 son realmente los que nos interesan en esta entrada. El 3 y el 4 unen el peroné y el astrágalo, uno por delante y otro por detrás. El 5 une el peroné con el hueso que forma el talón, que se llama calcáneo.


Los tres juntos hacen la misma acción que el ligamento 6, pero por la parte externa de la pierna. Se les denomina Ligamento Lateral Externo o Ligamento Colateral Lateral, pero como ves, son totalmente independientes unos de otros.

El esguince es la torcedura de la articulación, que afecta a los ligamentos distendiéndolos, es decir, estirándolos exageradamente, dándolos de sí. Se estiran más allá del límite normal (que permite que el tobillo se mueva, pero sin que se separen los huesos) y pierden parte de su flexibilidad, llegando incluso a romperse.

El 80% de los esguinces de tobillo afectan a los ligamentos 3, 4 y 5. El 20% restante, afectan a la parte interna (6) o a la membrana que hay entre los huesos. Son más raros pero son igual de importantes. De forma global, los esguinces del "Ligamento Colateral Lateral"se clasifican en tres grados de gravedad, que se basan en las lesiones de los tejidos y en la repercusión que tienen sobre la persona (principalmente si impiden o no apoyar el pie y andar).

  • Grado I: El ligamento 3, el que está en la parte anterior, se encuentra elongado, pero no ha llegado a romperse. En la mayoría de los casos el apoyo es posible, y la actividad física puede reanudarse a los 10 o 15 días con un buen tratamiento. Puede existir edema y hematoma, y el dolor suele concentrarse en un punto, justo encima del ligamento.

  • Grado II: La torcerdura ha sido tal que el ligamento 3 se ha roto completamente, y el siguiente, el ligamento 5 está elongado o parcialmente roto. El apoyo a una sola pierna es imposible (y por lo tanto andar sin cojear también). El edema y el hematoma que aparecen pueden abarcar toda la zona de dolor, que ahora incluye toda la parte anterior y lateral del pie.

  • Grado III: Se han roto los ligamentos 3 y 5, y con ellos la cápsula que recubre la articulación (que no aparece en las fotos para no sobrecargar, pero existe, ¿vale?) y el ligamento 4, el posterior, está elongado o roto también. El edema y el hematoma aparecen también por toda la parte anterior y lateral del pie. Por supuesto el apoyo sobre ese pie es imposible.

Esto es lo que dice la literatura, según mi experiencia personal en clínica, con un esguince de grado II el paciente suele poder apoyar y andar, aunque con bastante dolor. En cualquier caso es importante que sea un profesional sanitario el que te informe de cuál es la gravedad de tu esguince. Para ello la exploración física es la manera más útil y eficaz para detectar si hay o no rotura de los ligamentos. No será realmente precisa hasta 4 o 5 días después del traumatismo, porque tras el "susto" los músculos (que tampoco salen en la imagen) pueden estar espasmados o contraídos, y hacer la exploración algo difícil.


Aún así es SÚPER IMPORTANTE no esperar hasta el 4º o 5º día para empezar a tratar el esguince, hay mil cosas que se pueden Y DEBEN hacer sea cual sea el grado como disminuir el edema, empezar el tratamiento de los ligamentos para que cicatricen (si es que se han roto) de manera correcta y evitando otro esguince en el futuro, relajar esa musculatura espasmada, disminuir el dolor para que andar resulte lo más normal posible... Si quieres saber cómo nos encantaría a todos los fisioterapeutas que reaccionases ante un posible esguince, ¡estate atento!

Todo lo que pueda poner a tu alcance de esta ciencia tan bonita, es tuyo.

P.

Bibliografía:

  • Bauer T, Hardy P. Esguinces de tobillo. EMC - Aparato Locomotor 2012 2//;45(1):1-11.

  • Black Facebook Icon
  • Black LinkedIn Icon
  • Icono social Instagram